¿Temor o pasión?

¿Temor o pasión?

¿Cuál es tu motor predominante: el temor o la pasión?

¿Si te invitara a participar conmigo como conferencista en una Jornada a nivel mundial en una plataforma online, en donde se han subscrito más de mil personas, qué sentirías: temor o pasión?

Cuando entré a trabajar en el mercado digital uno de mis grandes temores era hablarle a mucha gente para dar a conocer mi producto: la Certificación Internacional de Coaching para Familias en sistema online. Era extraño, porque me apasiona hablar a las personas del tema de familia y pareja, pero algo me detenía por momentos.

El temor y la pasión son dos motores tan diferentes, que pueden afectar nuestras vidas de manera distinta y nosotros elegimos.

La psicóloga clínico y Coach, Elizabeth Lombardo, nos explica en uno de sus libros, que lo que impulsa a los perfeccionistas a ser “perfectos” es el temor, especialmente porque le tienen miedo al fracaso. Los perfeccionistas hacen grandes esfuerzos por evitar cometer un error o no parecerles lo suficientemente buenos a los demás y miden su propia valía con el logro de metas específicas, que con frecuencia son inalcanzables. Esa es una manera difícil de vivir el día a día.

Observa que cuando te impulsa el temor, te enfocas en lo que no quieres y por supuesto, haces todo lo que puedas hacer para reducir la posibilidad de un resultado no deseado. La gran preocupación es cometer errores por miedo a ser criticado, juzgado, avergonzado, culpable, que como sabemos, no son las experiencias más placenteras.

La pasión, en cambio, engloba el entusiasmo y la emoción por la vida, eso nos lleva a entrar en una energía de alegría, diversión, determinación, gratitud, y un propósito claro. Cuando estamos impulsados por la pasión, estamos motivados por lo que queremos experimentar, más que por la necesidad de minimizar lo que no queremos.

Yo comprendí que mi entusiasmo por ayudar a otros a lograr lo que yo he logrado en mi vida de pareja y familia, me llevó a desafiar mi gran pensamiento de miedo, porque yo consideraba que el trabajo en el mundo digital era estresante y podía desprestigiar a la academia que me había invitado a participar en sus programas.Desde la pasión y entusiasmo por enseñar el Coaching para Familias y el Coaching para Mujeres, me enfoqué en disfrutar de mis fortalezas y colaborar con todo el equipo para hacer que estos proyectos tuviesen éxito en el mercado. Ya llevo tres años trabajando online y el éxito no se detiene.

Hoy quiero regalarte esta premisa de Elizabeth Lombardo:

“Los pensamientos y las creencias impulsadas por la pasión proporcionan una visión totalmente distinta del mundo que te rodea, y esa perspectiva fresca y positiva crea una vida completamente distinta, Una perspectiva basada en la pasión se enfoca en la gratitud al tiempo que cultiva una vida que cada vez es mejor. Mientras que una perspectiva basada en el temor enfatiza el potencial para las consecuencias negativas o catastróficas.”

Te invito a preguntarte: ¿En este momento cuál es tu combustible: el temor o la pasión? ¿Cuáles son los pensamientos de temor que te impiden disfrutar de la pasión? ¿Qué eliges para ti a partir de ahora?

La semana que viene te estaré proporcionando un ejercicio para que evalúes tus pros y tus contras VS el cambio, para que en día te puedas replantear los pros del cambio y vivir con pasión tu vida.

Si deseas compartir conmigo tus respuestas, escríbeme y me agradará intercambiar las miradas de este tema tan apasionante. Gracias por ser y estar en mi vida.

-Nahil Nuñez

Comments (1)

  • Roselena

    Gracias totales Nahil, éste artículo ha llegado en un momento crucial en mi vida, valoro que estés en mi camino!!

Leave Comment