¿Qué te genera desesperanza?

¿Qué te genera desesperanza?

Cuando la desesperanza toca nuestra vida sentimos que no tenemos las fuerzas para seguir adelante, que hagamos lo que hagamos no tenemos la fuerza y el poder para modificar esa situación y lo peor, es que damos como cierto que todo va a ser siempre igual. Quedarnos cómodos sin intentar hacer un cambio, forma parte de ese círculo sin salida.

La resignación a seguir viviendo con lo que sucede, nos deja atrapados solo pensando: ¿Qué hice para merecerme esto?

La desesperanza puede generarse porque tu futuro laboral es incierto, tu realidad económica no mejora, la salud y el peso no mejoran, tu relación familiar y de pareja está llena de dificultades, tus hijos no asumen la responsabilidad de sus deberes escolares.

Y es que la desesperanza es la gran enemiga del éxito, que nos quita las fuerzas físicas, emocionales y mentales, impidiendo lograr nuestras metas.

Rick Snyder elaboró la teoría de la Esperanza, en la cual afirma que la emoción de la esperanza se relaciona con los pensamientos optimistas. El optimismo consiste en creer que el futuro traerá nuevos resultados favorables. Una visión optimista nos permite percibir las diversas posibilidades de acción que tenemos para generar circunstancias favorables en nuestra vida. Nos ayuda a recuperar nuestro poder personal para crearnos una nueva realidad positiva.

Empecemos a usar las alternativas que Snyder nos recomienda para salir de la desesperanza:

  1. Proponernos una meta realista para tener la esperanza de alcanzarla.
  2. Planificar vías o alternativas para alcanzar la meta.
  3. Motivación para seguir por estas vías, creyendo que podemos ser un agente de cambio.

Estamos por cerrar un año y podemos hacer un inventario de lo que quisiéramos lograr en cualquiera de nuestras áreas de vida: salud, finanzas, amor de pareja, relaciones con amigos, trabajo, proyectos, familia.

Pregúntate:

  • ¿Qué quiero lograr en mi vida en este tiempo?
  • ¿Qué frases de poder eliges para avanzar en tu meta? Y escríbela, léela en voz alta, siéntela.
  • ¿Qué vas hacer para lograrla?
  • ¿Cuándo vas a iniciarlo? Y ¿Cuándo vas a culminarlo?
  • ¿Cómo te ves con la meta realizada y cómo te sientes?
  • ¿Qué vas a tener que cambiar en tu vida personal para lograr esa meta?
  • ¿ De quién vas a necesitar apoyo para lograrlo?

 

¡Siembra la esperanza en tu vida! ¡Acciona!

Siéntete libre de responder este articulo con las reflexiones que generes o cualquier duda que tengas.

Nahil Núñez